Por Mariel Zúñiga

Durante una decena de años para acá la vivienda media se ha venido posicionando y la consolida como el segmento más demandado; y los análisis muestran que seguirá siendo la más vendida, pero ahora con la reactivación económica deja ver los problemas que enfrenta y que le pueden generar una crisis, estos lo encabezan la escasez de tierra apta con servicios e infraestructura y que sea “del precio”; además la excesiva tramitología que incrementa costos también además de tiempos.

¡Claro que hay pendientes! Porque la vivienda básica, de interés social o ahora la modalidad que nombran como vivienda asequible (económica, accesible) no se está propiciando en México; este tipo de vivienda se está impulsando en otras regiones como en Europa, ya lo manifiesta el Fondo Monetario Internacional (FMI) hacer vivienda de este tipo es un motor que empujará el crecimiento de la economía.

Ese sigue siendo el gran déficit de México. Queda más en evidencia con el paso de la pandemia porque en CDMX se acordó comenzar su construcción en noviembre 2020 y no se ven las máquinas trabajando…

Sigue sin haber condiciones para edificarla y ya no representa un negocio atractivo porque las ganancias son pocas y el proceso para construirla es cada vez más tortuoso; no obstante, sí tiene demanda y ésta creció con la pandemia por el aumento de personas en la informalidad sin acceso a créditos ni a adquirir una vivienda. ¿Y su opción de vivienda en renta? Pues pensemos que eso sí lo tiene, pero si sus ingresos son los más bajos del país e inconstantes, entonces tampoco tienen oportunidad cerca de 6 millones cuando menos de informales y en incremento.

Hoy los reportes de ventas muestran cómo se observa el crecimiento constante de la vivienda media (1.5 millones a 4 millones de pesos promedio en el país). Allí la Consultora Tinsa explicó que las ventas más o menos han seguido esta tendencia:

“El comportamiento de las ventas del trimestre actual respecto al 1T2020 fue de 7.1% para los segmentos de interés social, 8.3% Media, y -15.6% para Residencial y Residencial Plus”.

Así, la constante desde el 2018 es la caída en la compra de vivienda residencial y residencial plus por incertidumbre; esto es falta de confianza para comprar e invertir en estos segmentos…

POR CIERTO

Existe la alerta de que subirán los precios y que se acabarán las tasas bajas en los créditos hipotecarios en el 2o semester del año. Así que veremos si ésta es atendida por aquellos indecisos.

Ya que finalizó la veda electoral deberemos conocer de parte de Infonavit sus nuevas tasas y productos consecuencia de la nueva Ley; y por parte del Fovissste, seguro habrá avances en nuevas modalidades y la suma de otros jugadores como Scotiabank que presentará también el #FovisssteParaTodos que ya funciona con HSBC

PREGUNTA

¿Te interesa un crédito para comprar de la banca antes de que suban las tasas de interés? o ¿prefieres tu crédito de Infonavit ó Fovissste?

¡Hasta la próxima!


Source link

Vivienda media la más vendida en México, ¿y la vivienda asequible? – ContraRéplica