El Buró de Crédito es una entidad de carácter privado autorizada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para generar informes del historial crediticio de una persona o empresa, en la cual se incluye información relacionada con su actividad financiera respecto al crédito. Es decir, acerca de la puntualidad con la que realiza sus pagos respectivos o morosidad al acumular deudas con el crédito contraído. 

Si bien la información que se encuentra en el Buró de Crédito es confidencial, es compartida con aquellas entidades financieras afiliadas que la soliciten. Por lo que si un usuario ha solicitado una tarjeta de crédito, un préstamo o un crédito hipotecario, el banco procederá inmediatamente a pedir un reporte particular de este cliente al Buró de Crédito. Así podrá evaluar si cumple o no con los requisitos necesarios para otorgarle el servicio que solicita.

Puedes pedir tu reporte de crédito especial

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) por su parte define al Buró de Crédito “como una Sociedad de Información Crediticia que recibe información de quienes otorgan préstamos y la transforma en historiales crediticios,” y aclara que “no es una lista negra en la cual se boletina a las personas que no pagan o deben un préstamo.”

Cabe destacar que como persona, el usuario puede acceder a un reporte de crédito especial, el cual puede obtener de forma gratuita una vez al año. Mediante este reporte podrá conocer su historial crediticio, saber quién lo consulta y además comprobar que la información que aparece sea la correcta y esté actualizada.

El historial crediticio del usuario

El que un usuario se encuentre registrado en el Buró de Crédito tendrá efectos positivos dependiendo del propio comportamiento de sus. Ya que si no cuenta con un buen historial, será más difícil conseguir o contratar cualquier tipo de crédito. Hay que enfatizar que el que una persona cuente con un buen historial crediticio no le garantiza el otorgamiento de un crédito, pues esto dependerá del monto que requiera y también de su capacidad de pago.

La puntualidad con los pagos de los créditos convenidos y llevar un nivel de deuda acorde con su capacidad de pago, le permitirá al usuario tener un historial crediticio sano: esto servirá para que las entidades financieras realicen un análisis de su actividad y de esta manera le den acceso a más y mejores créditos. 

Así funciona el Buró de Crédito sobre tus deudas

En caso de que en determinado momento el usuario deje de pagar sus deudas o se atrase en los pagos, su puntuación e historial se verán afectados. Es por eso que se sugiere que, en caso de haber alguna circunstancia que impida al usuario cumplir con sus obligaciones financieras, primero tiene que regularizar su situación a la brevedad.

Es importante saber que en el Buró de Crédito el usuario cuenta con una puntuación crediticia o score que cambia en relación al comportamiento que el usuario tiene sobre tu crédito. El nivel del score se puede identificar mediante un medidor de colores (rojo, naranja, amarillo, verde claro y verde) el cual va desde los 449 y hasta 775 puntos. 

Esta cifra indica a los otorgantes de un crédito si el cliente cumple o no con sus pagos; por lo que entre más alto sea el score, más posibilidades tendrá de obtener mejores créditos. En caso que en algún momento el usuario deje de pagar o se atrase en los pagos, su puntuación e historial se verán afectados. 

CON INFORMACIÓN DE EL HERALDO DE MÉXICO


Source link