Trucos para mantener limpio tu Buró de Crédito

Existen una serie de acciones que te pueden asistir a sostener impecable tu historial en el Buró de Crédito.

A continuación, te dejamos una lista de nueve cosas que puedes poner en práctica para sostener un buen historial crediticio.

1.- No te retrases en tus pagos

2.- Paga más del mínimo

3.- Liquida tu deuda cuanto antes

4.- Utiliza tus créditos cuando sea necesario

5.- Examina tu historial

6.- Evita deudas que superan tu capacidad de pago

7.- Utiliza tus ahorros

8-. Fíjate en los intereses

9.- Valora la corporación con la que sacarás un crédito

 

1.- No te retrases en tus pagos

Cuando te retrasas en tus pagos empiezan a correr los intereses moratorios, que son aquellos que se te cobran por ser impuntual con tu pago mensual.

Una de las razones por las cuales las personas generalmente acostumbran a acrecentar sus deudas es por los atrasos.

Los atrasos se marchan amontonando con intereses y las personas van dejando de abonar hasta el momento en que la deuda se transforma en una bola de nieve bastante difícil de detener.

Estos atrasos se ven reflejados en tu comportamiento en el Buró de Crédito y van afectando tu historial.

Si deseas tener un estatus impecable, es preciso que pagues mes con mes tus deudas, puesto que esto habla de tu capacidad para enfrentar los créditos y de tu responsabilidad.

2.- Paga más del mínimo

Un consejo muy sabio es siempre y en toda circunstancia abonar más del pago mínimo mensual, así eludes producir intereses.

Además, el dinero que pagas de más puede ir de forma directa a la deuda, lo que va a hacer que la mensualidad, en ciertos casos, reduzca o acabes de abonar en menos tiempo.

Esta acción por pequeña que parezca evitará que te coman los intereses y que tu deuda se acreciente.

3.- Liquida tu deuda cuanto antes

Los especialistas aconsejan que si tienes la posibilidad de liquidar tus deudas de crédito lo antes posible, lo hagas.

Esta es claramente de las mejores formas de emplear un crédito, sin importar lo más mínimo si es bancario o bien departamental.

¿La razón? Puede reducir el peligro de caer en un sobreendeudamiento, puesto que de esta forma no hay atraso, pagas mucho menos intereses y tus créditos están libres.

4.- Emplea tus créditos cuando sea necesario

Seguramente lo has escuchado ya antes, mas no está de sobra mentar que debes eludir las compras impetuosas y utilizar tu crédito cuando es preciso.

Por preciso, nos referimos a todas y cada una aquellas ocasiones en que no puedes cubrir un pago total y precisas ayuda de un crédito.

Una forma de utilizar un crédito de forma inteligente es al instante de efectuar un viaje: puedes abonar los billetes de aeroplano o bien el alojamiento.

Además, cuando utilizas tus créditos en estos casos es muy normal hallar grandes ofertas.

No gastes tus créditos en cosas comunes que bien puedes abonar de tu cartera. Mejor aprovecha para amueblar tu casa, hacer una rehabilitación y otros aspectos que asisten a prosperar tu calidad de vida.

5.- Examina tu historial

El mismo Buró de Crédito aconseja comprobar tu historial crediticio, al menos una vez por año.

¿La razón? Así no únicamente vas a saber cuál ha sido tu comportamiento con los créditos, sino asimismo puedes saber quién lo ha consultado.

Podrás conocer qué instituciones han revisado tu historial y si lo hicieron sin tu permiso.

También puedes enterarte si existe algún crédito que no hayas pedido o bien que reconozcas.

Otra razón por la que debes contrastar tu historial es para saber si una deuda que liquidaste no se ve reflejada.

Cualquiera de los puntos precedentes debes comunicar al Buró de Crédito a fin de que haga las correcciones pertinentes, como a la corporación que te dio el crédito.

6.- Evita deudas que superan tu capacidad de pago

Aunque habitualmente las compañías que dan créditos son cuidadosísimas al instante de aprobar uno, evita adquirir una deuda que supere tu capacidad de pago.

Por más que luches, no debes endeudarte con más del cincuenta por ciento del dinero que produces mensualmente.

La mejor forma de sostener un Buró de Crédito limpio es eludir que las deudas que contratas sean más grandes de lo que puedes abonar.

Antes de contratar un crédito piensa cuánto puedes abonar, y de qué forma lo puedes emplear a fin de que te favorezca y no te perjudique.

7.- Utiliza los ahorros

Seguramente lo sabes, los ahorros sirven para solucionar los futuros imprevisibles que se presentan en la vida.

Una forma de liquidar tus deudas es siendo responsable y si ya probaste todas y cada una de las opciones alternativas, utiliza tus ahorros para liquidar.

Perderás tal vez alguna parte o bien todos tus ahorros, mas sostendrás tu historial de crédito limpio para cuando precises financiar un proyecto más grande, como adquirir una casa.

8-. Fíjate en los intereses

Antes de comprometerte con una tarjeta de crédito, examina los intereses que cobra el banco o bien corporación que te la ofrece.

Los intereses son la suma de dinero que se te cobra por el préstamo que se te hace.

Una buena práctica es comprobar cuál de las instituciones financieras que ofrecen créditos tiene el interés más bajo.

De esta forma eludes adquirir créditos con intereses altísimos y que las mensualidades prácticamente solo cubran el pago de los intereses, aparte de un plazo para abonar demasiado largo.

9.- Valora la corporación con la que sacarás un crédito

Otro consejo, que poquísimos toman en cuenta, es que existe la posibilidad de contrastar la fiabilidad de las instituciones financieras.

La Condusef aconseja que examines el Buró de Entidades Financieras, una plataforma en donde puedes preguntar el comportamiento de quienes ofrecen créditos.

Asimismo, te ofrece información sobre los productos financieros que ofrece cada empresa, desde créditos hasta seguros.

Prevenirse ya antes de contratar un crédito es una forma inteligente de cuidar tu historial en el Buró de Crédito

 

[orbital_cluster pages=»9816,25,130″ order=»DESC»]