Durante el periodo, la viviendera desarrolló 100,000 viviendas, de las cuáles 22,700 se construyeron a través del programa Ecocasa, con el que lograron reducir 36% las emisiones de gases efecto invernadero, en camino a gestionar una segunda certificación Edge para los inmuebles.

Del total de viviendas colocadas (811), la operación que más contribuyó fue la de Aldea Tulum, un desarrollo en Quintana Roo en donde parte de los inmuebles fueron adquiridos por inversionistas.

Cadu le atribuye a estas transacciones, una importante contribución al Ebitda y flujo libre de efectivo en el trimestre.

Captan a Peña Nieto y a Tania Ruiz al salir de un hotel en Roma

El Ebitda creció 98.6% en comparación con el tercer trimestre del 2020, mientras que la utilidad de operación registró un incremento de 1,149.4%. El año pasado, en el mismo periodo, sólo registraron 14 millones de pesos en el indicador. En este periodo, la cifra creció a 179 millones. La utilidad neta tuvo un aumento de 377.3%

La venta de terrenos también contribuyó al incremento, ya que su comercialización tuvo un aumento de 2,073.7% en el 3T21.

Cadu prevé que los siguientes meses la demanda de la vivienda aumente, principalmente en Quintana Roo, en donde se ubican la mayoría de sus inmuebles, principalmente por la mejoría en la ocupación hotelera.

Al mismo tiempo, la compañía apostará por dos nuevos mercados, Guadalajara y Querétaro, como inicio de una estrategia de diversificación.

“Nuestras perspectivas siguen siendo positivas, nos encontramos entusiasmados porque consideramos que hay confianza en el potencial del destino, dado el anuncio de grandes proyectos de infraestructura, como lo son el nuevo aeropuerto en Tulum, las estaciones del tren maya y la reactivación de obras hoteleras”, dijo Pedro Vaca.


Source link

experimenta una caída venta de viviendas por nuevas reglas del Infonavit