Por Guadalupe Fuentes López

Ciudad de México, (SinEmbargo). De acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Vivienda 2020 del Inegi, en México hay 35.3 millones de viviendas, de las cuales, el 57.1 por ciento es propia, 16.4 por ciento es rentada, 14.2 por ciento es prestada, 10.7 por ciento es una vivienda propia por pagar y el 1.6 por ciento se encuentra en otra situación, por lo que entidades bancarias privadas y el Gobierno federal han ampliado la gama de créditos inmobiliarios para que más mexicanos adquieran una vivienda.

Expertos en bienes raíces entrevistados en el programa “Usted, yo y otros como yo”, que se transmite todos los lunes por el canal de YouTube de Estudio B, explicaron los diferentes tipos de créditos inmobiliarios que se ofrecen en México, como el Infonavit, Fovissste, ISSFAM, y dieron recomendaciones para evitar fraudes.

Foto: Especial.

“La decisión de comprar una vivienda siempre va a depender de la necesidad y la posibilidad económica que tenga la persona, por ejemplo, el Infonavit es uno de los organismos para poder comprar una casa y en algunas ocasiones vale la pena combinarlo con la banca privada, pero aquí es muy importante que se asesoren en los créditos”, explicó el ingeniero Ignacio Lacunza Magaña, presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI).

De acuerdo con datos de la AMPI, los fraudes inmobiliarios representan pérdidas anuales por cerca de 600 millones de pesos y actualmente son una de las 10 principales quejas presentadas ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), siendo la Ciudad de México, Jalisco, Guanajuato, Estado de México y Nuevo León donde más se cometen este tipo de fraudes.

“Lo primero que deben hacer al adquirir una vivienda es asesorarse de un profesional inmobiliario, yo estoy recomendando a los afiliados a la AMPI en los 32 estados de la República”, recomendó el ingeniero Ignacio Lacunza.

Para no caer en estos fraudes, la AMPI enlistó las formas más comunes que usan los defraudadores inmobiliarios:

–Anuncian inmuebles que tienen problemas de escrituración.
–Venden inmuebles con daños estructurales o vicios ocultos.
–Otorgan préstamos sin requisitos.
–Presentan documentos falsos de los títulos de propiedad.
–Cobran anticipos o cuotas de alquiler que no garantizan la transacción.

Sobre los remates bancarios, que son propiedades que los bancos ponen a la venta a un precio menor al valor del mercado, Gonzalo Palafox, director ejecutivo de crédito hipotecario de Citibanamex, recomendó acercarse directamente con una entidad financiera y preguntar por esta opción para no caer en fraudes.

“Este procedimiento varía de banco a banco, pero lo más importante es que los interesados se acerquen directamente a los bancos y pregunten por el portafolio de inmuebles, muchas veces hemos visto fraudes de personas que promueven remates y no necesariamente tienen los derechos o están vinculados con las instituciones bancarias”, detalló.

¿CÓMO ADQUIRIR UN CRÉDITO PARA UNA VIVIENDA?

De acuerdo con datos del Inegi, México tiene un déficit de 8.2 millones de viviendas, por lo que entidades bancarias privadas y el Gobierno federal cuentan con diferentes créditos para que más mexicanos tengan una vivienda propia, como lo explicó en “Usted, yo y otros como yo” Gonzalo Palafox, de Citibanamex.

“Una aprobación de un crédito hipotecario, que es lo que más les importa a las personas saber, se da entre 24 y 48 horas, y ya con la documentación tarda hasta una semana; después de esto viene el proceso en donde se revisa la propiedad que se va a comprar, se tiene que hacer un avalúo, ir con el notario y esto tarda entre un mes a 45 días”.

Los créditos hipotecarios más usuales en México son los siguientes:

–Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit): A través de este organismo gubernamental se otorgan créditos hipotecarios a trabajadores afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Para acceder a este crédito hay que tener al menos 116 puntos en la cuenta de ahorro y se puede usar para comprar, construir o mejorar una vivienda.

–Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Fovissste): Por medio de esta entidad gubernamental se extienden créditos hipotecarios a trabajadores del sector público, como maestros, médicos, policías, funcionarios, entre otros. Los créditos pueden ser utilizados para comprar una vivienda nueva o usada, construir una casa en terreno propio o para remodelación y ampliación de una vivienda.

–Entidades bancarias privadas: Cada banco tiene sus propias condiciones y requisitos para solicitar un crédito hipotecario, los más comunes son contar con un buen historial crediticio, comprobar ingresos y presentar una serie de documentos, como identificación oficial, comprobante de domicilio, entre otros. En este tipo créditos generalmente el monto es mayor al que otorgan las entidades públicas, pero con tasas de interés más altas.

“Normalmente se pide la comprobación de los ingresos de los últimos seis meses, si tienen un empleo y trabajan por nómina se piden los recibos. Si es una persona que trabaja de manera independiente se revisan los flujos de sus negocios; se hace una validación de su buró de crédito y ver que la propiedad que se quiera comprar cumpla con requisitos legales y técnicos, es decir, que no tenga ninguna limitación, que sí se pueda vender”, enumeró Gonzalo Palafox, director ejecutivo de crédito hipotecario de Citibanamex.

–Sociedades financieras de objeto múltiple (Sofomes): A través de estas empresas privadas se ofrecen créditos hipotecarios y otros tipos de financiamiento. Algunas los otorgan a personas con ingresos bajos o con historial crediticio complicado, y también acogen a trabajadores independientes que no pueden acceder a créditos públicos.

ALTOS COSTOS DE LA VIVIENDA EN MÉXICO

Durante los primeros tres meses del año, el precio de las viviendas con crédito hipotecario a nivel nacional aumentó 11.7 por ciento en su comparación anual y el costo promedio de las casas fue de 1 millón 601 mil pesos, mientras que el precio mediano fue de 926 mil pesos, según el Índice de la Sociedad Hipotecaria Federal de los precios de la vivienda.

Quintana Roo es la entidad con el incremento de precios más alto (14.7 por ciento), seguido por Baja California Sur, Nayarit, Sinaloa, Michoacán, Guerrero, Baja California, Campeche, Veracruz , Chihuahua y Morelos.


Source link

En este momento estás viendo Encarece vivienda ¿Cómo tener un crédito del Infonavit, Fovissste o bancos y no caer en fraude?