Redacción

Morelia, Michoacán.- El Tribunal de
Justicia Administrativa de Michoacán (TJAM) quiere crecer, “y la sociedad
michoacana puede estar tranquila, porque busca crecer, no para incrementar
sueldos y salarios, sino para fortalecer sus funciones. Queremos ir a otras
regiones del estado; queremos ampliar nuestro edificio propio y no pagar renta,
y queremos seguir cumpliendo puntualmente con nuestras obligaciones fiscales y
presupuestales. No queremos ser deudores”, afirmó hoy el magistrado presidente,
Jesús Sierra Arias.

Lo anterior, lo dijo durante el acto de Entrega de Reconocimiento “Empresa de Diez” que ha hecho la Delegación Michoacán del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) al TJAM, dado el cumplimiento puntual de sus obligaciones a lo largo de los años.

Este reconocimiento “es más para los
trabajadores que para la propia institución y se debe a una práctica de muchos
años, seguida por magistrados que nos han antecedido en esta responsabilidad y
por el actual pleno, que se ha encargado de ir abonando a la solidez del
Tribunal como un ente público cumplido”, expresó.

En el acto, al que acudió el delegado del
Infonavit en Michoacán, Sergio Adem Argueta, e 
integrantes de ese Instituto, el presidente del TJAM señaló que la
sociedad estatal “puede confiar en el Tribunal y en su manejo financiero para
continuar fortaleciéndose, en la medida en que el Congreso de Michoacán
autorice recursos y en la medida en que la disposición financiera del estado lo
permita, es decir, en la medida de lo posible pues tenemos que ser
solidarios  y responsables con nuestra
entidad”.

“Nuestro carácter como ente autónomo, nos implica una gran responsabilidad”, dijo, “porque no se siguen lineamientos de un orden superior para tomar decisiones. Así, hemos entendido que la autonomía tiene fronteras y sirve estrictamente para lo que la ley establece. Autonomía es autodeterminación, no libertinaje”.

El magistrado Sierra Arias subrayó que
los recursos públicos sólo pueden ejercerse “como establece la ley, y en este
caso, nosotros ejercemos lo que el Congreso nos autoriza, con el objetivo de
fortalecernos institucionalmente como Tribunal y, también, para brindar
estabilidad al personal en sus ingresos”.

De ahí entonces, informó, que los sueldos magistrados y jueces que no se han incrementado durante años, tampoco aumentarán en 2022. “Quienes sí deben tener este aumento, son los compañeros que tienen categorías subsecuentes; son quienes deben estar mejor atendidos. Porque no hay quien trabaje con disposición si no tiene resueltos temas básicos como el salario, el acceso a la salud y, en este caso, a la vivienda”, dijo.

El también titular de la Primera Sala
Administrativa destacó que el TJAM ha logrado manejar sus recursos con
raciocinio y transparencia: “no debemos un peso a ningún proveedor y hemos
hecho licitaciones públicas para obtener los mejores precios y, por ende,
generar mejores economías que nos permiten hacer más cosas en favor del
Tribunal y sus trabajadores”.

Además, refirió, este órgano
jurisdiccional se debe a la Constitución Mexicana y, en cierta forma, se rige
“por la tradición porque ahí están los valores de austeridad y responsabilidad,
que se ejercen al usar racionalmente los recursos y al no disponer de lo que no
es nuestro. Al final no nos distingue nada más que el cargo, y éste nos obliga
más”.

El magistrado Sierra adelantó que el Tribunal está “en disposición de ser supervisado y de rendir cuentas para que nuestro ejercicio sea transparente. Sabemos que lo que más desprecia la sociedad es un servidor público con un doble discurso, y que, cuando alguien obtiene algo irregular, muy pronto es señalado. Por eso tenemos que vivir y comportarnos como se espera que lo hagamos”.

En su intervención, expuso que este “es
un Tribunal de Justicia Administrativa, pero también somos un Tribunal
Anticorrupción y, por lo tanto, estamos obligados a demostrarlo”.

Por su parte, el maestro Sergio Adem
Argueta informó que el reconocimiento “Empresa de Diez” entregado al TJAM,
obedece a que este ha cumplido regularmente con sus obligaciones para con el
Infonavit por 10 bimestres seguidos, si bien, destacó, la colaboración entre
ambas instituciones data de 2008.

“Este Tribunal paga puntualmente al Infonavit una cuota anual de aproximadamente 3.5 millones de pesos por este concepto de seguridad social”, explicó el delegado, quien además dijo a los integrantes del TJAM las ventajas del Instituto en una nueva etapa, derivada de la modificación de su Ley General y con la cual este se ha vuelto más competitivo en cuanto a tasas de interés –“es el crédito de vivienda más barato en el país”–,  periodos menores de aprobación y diversidad en la modalidad de créditos para la vivienda de los trabajadores.

A este acto asistieron también los
magistrados  integrantes del Pleno,  Lizett Puebla Solórzano;  Hugo Alberto Gama Coria y Sergio Mecino Morales,
además de jueces, secretarios, coordinadores e integrantes de todas las áreas
de este órgano jurisdiccional.


Source link

El TJAM busca crecer y consolidarse con transparencia – Meta Política