Sube la morosidad pero disminuyen los acreditados

La pandemia sigue causando estragos en los ingresos de los trabajadores y un claro reflejo de ello es que la cartera vencida del Infonavit en Yucatán pasó de 25,594 derechohabientes morosos en junio de 2020, al inicio de la pandemia, a 30,034 hasta el primer semestre del presente año, a pesar de las apoyos que esta institución les otorga y continuarán otorgando, dijo su delegado regional, Jacinto Sosa Novelo.

“Sabemos que muchos quieren regularizarse, pero ya sea por falta de recursos y en ocasiones hasta por tiempo para acudir al Infonavit se les complica, por eso para apoyarlos y buscar los espacios y tiempos que les facilite acceder a los apoyos, hacemos las Ferias de Soluciones de Crédito y Cobranza del Infonavit en sábados, como hoy (por ayer) que realizamos la segunda”, añadió.

Entrevistado en sus oficinas del Infonavit, el delegado manifestó que innegablemente la pandemia influye bastante para que su cartera vencida vaya en aumento, como lo demuestran los números, pero seguirán luchando para su reducción con los diversos apoyos que mantienen en favor de los trabajadores, para que no pierdan sus casas.

El funcionario federal precisó que en el primer semestre de 2020, cuando apenas comenzaba la pandemia en el país, habían otorgado 166,021 créditos en Yucatán y tenían en cartera vencida a 25,594 derechohabientes; en el segundo semestre, hasta diciembre del año pasado, aumentaron a 167,978 préstamos y 27,403 morosos; y en el primer semestre de este 2021 ya suman 168,596 sus acreditados y 30,034 los que tienen pagos vencidos, “este es el efecto pandemia”.

“Mientras los créditos otorgados desde el inicio del pandemia hasta junio del presente año aumentaron en 2,575, la cartera vencida aumento en 4,440, casi el doble de los primeros, lo cual se entiende porque la pandemia cerró fuentes de empleo y con ello considerablemente la posibilidad de contratar créditos de vivienda; la pérdida o reducción del trabajo también les resta recursos para cubrir sus compromisos, en este caso los préstamos de su casa”, explicó.

Sosa Novelo agregó que esto también se confirma en sus estadísticas de los derechohabientes en el Régimen Ordinario de Amortizaciones, aquellos que mantienen una relación laboral estable, con créditos de vivienda, cuyo número disminuyó. En contraste, los derechohabientes del Programa Especial de Amortizaciones, los que no tienen empleo o están en la economía informal, aumentaron de 55,780 en diciembre de 2020 a 58,757 hasta julio pasado.— DAVID DOMÍNGUEZ MASSA

 

De un vistazo

Efectos amortiguados

El delegado consideró que estas cifras podrían ser peores si no fuera por los programas de apoyo a los trabajadores desde que se inició la pandemia, y citó como ejemplo que en el primer semestre del año pasado se aprobaron prórrogas a 9,252 trabajadores para permitirles no pagar sin afectarles sus créditos por tres y hasta por seis meses.

En disposición

“Y seguimos en la mejor disposición de apoyarlos con este y otros programas que tenemos, tratamos siempre de ajustarnos a sus posibilidades”.


Source link

“Efecto pandemia” en el Infonavit