En las condiciones actuales de inflación provocada por la pandemia de COVID 19, debemos prestar más atención a nuestras finanzas personales, llevar un adecuado registro de los gastos que realizamos, comparar precios y evitar compras que no necesitemos. Y esto lo debemos hacer en dos frentes: con los créditos y nuestro ahorro, por mucho o poco que sea éste.

En la contratación de un crédito:

Alrededor del 71% de las personas que tienen un crédito o una tarjeta de crédito, no comparó otros productos similares antes de su contratación, situación que ahora los puede tener pagando mucho más por lo mismo; la diferencia de un punto porcentual en un crédito hipotecario de un millón 200 mil pesos a 15 años, puede implicar pagar 141 mil pesos más a su término.

LEER ADEMÁS: Ayuntamiento de Puebla otorgará microcréditos de hasta 25 mil pesos a emprendedores

En el caso de la tarjeta de crédito, cuya tasa de interés es variable y fluctúa mes a mes, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) recomienda a los tarjetahabientes pagar más del “mínimo requerido” y así evitar costos mayores por el simple efecto del aumento en las tasas de interés.

De igual forma, los productos de crédito con tasa de interés variable o los denominados en alguna moneda distinta al peso, deberán ser evaluados con mayor detenimiento, ya que muy posiblemente serán los primeros en experimentar aumentos ante las presiones inflacionarias que se presentan a nivel internacional. Por su parte, aquellas personas que ya tengan contratados productos de crédito a tasa fija no verán afectación alguna, en tanto esté vigente su crédito y no incurran en impago.

De ahí la conveniencia de consultar el Catálogo Nacional de Productos y Servicios Financieros que forma parte del Buró de Entidades Financieras www.buro.gob.mx, en donde se muestran 973 productos de distintos tipos de crédito que se ofrecen a tasa variable, 970 mixta y 5,646 productos con tasa de interés fija.

También es cierto que el efecto de este probable aumento no será igual para los distintos tipos de crédito ni mucho menos se dará a un mismo tiempo, por lo que los interesados en contratar un crédito deben evaluar con mayor cuidado la oferta, comparar y analizar sus términos y condiciones, a fin de evitar pagar más, no solo en función de la tasa de interés, sino también por las comisiones que se cobran.

TAMBIÉN LEER: Issste realiza segundo sorteo para otorgar 45 mil préstamos personales

De igual forma, hay que tener mucho cuidado al consultar las aplicaciones digitales, ya que en algunos casos no señalan con claridad las tasas de interés que cobran y las comisiones que pueden aplicar, con el atractivo de que son rápidas en resolver, que no ponen muchas condiciones para el otorgamiento del crédito y piden pagos “chiquitos”. Algunas de ellas, incluso, pueden ser fraudulentas.

Por lo anterior, la CONDUSEF te hace las siguientes recomendaciones:

Compara con mucha atención lo que el mercado ofrece de acuerdo al tipo de crédito que pretendas contratar. Puedes utilizar las herramientas que la CONDUSEF pone a tu disposición, como el Catálogo Nacional de Productos y Servicios Financieros y los simuladores y comparadores de diversos tipos de crédito e inversión.
Poner más atención en tus niveles de endeudamiento y en tu capacidad de pago, sobre todo cuando los créditos tengan una tasa de interés variable.
Si ya decidiste que vas a comprar un auto, una casa o departamento, es importante que evalúes anticipar tu compra para evitar un posible encarecimiento del crédito y que el aumento de precios merme el dinero que ya tienes apartado para esto.




Source link

Cuida tu dinero y adquiere un crédito a tu medida con estas recomendaciones – Urbano