Los usuarios de los diversos tipos de productos financieros, desde tarjetas de crédito hasta créditos hipotecarios, desde un préstamo bancario o un plan de telefonía, pasando por el crédito automotriz entre otros, saben que la forma en que manejan el uso de estos servicios queda registrada en el Buró de Crédito y que su comportamiento con los pagos se refleja en el Score crediticio en la forma de una calificación.

Qué tiene que ver mi Score crediticio con que me aprueben un préstamo

Para responder a esto debes comprender en qué consiste el concepto de Buró de Crédito cómo se fija el Score crediticio. Cuando contratas un crédito se acuerda una estructura de pagos que debes seguir, con los montos y fechas establecidos de antemano. Mientras cumplas al pie de la letra y no te retrasas mejor estarás en el Buró.

Pagar tal como se acordó desde el principio es la clave, porque si te retrasas o abonas cantidades diferentes a la que se tienen programadas porque de eso queda evidencia en la base de datos, y la puntuación final resentirá esos comportamientos negativamente.



Además, repercute la regularidad con que tramitas nuevos créditos, tomando en cuenta además los financiamientos vigentes como los que ya se han liquidado, y cómo eran los pagos de los mismos.

Esto se traduce en que, si tus abonos son irregulares y además pides muchos créditos, la puntuación irá bajando y con ella tu línea de crédito pueda disminuir o incluso que los nuevos préstamos tengan una tasa de interés mayor para compensar ese riesgo que supone extenderte el producto.

Mi Score crediticio ideal

Básicamente y para el mejor de los casos la mejor puntuación a la que puedes aspirar es tu Buró de Crédito es un Score de 760 puntos, lo cual es posible sólo en lapsos de más de un año con buen manejo de los créditos.

Esto es porque debes comprobar que en el transcurso de al menos 12 meses cumples con tus compromisos financieros al pie de la letra, y que eres un buen deudor al que no se corre mayores riesgos otorgarle un financiamiento cuando lo solicita.

Si bien esa es la mejor calificación que consiguen los usuarios, se puede caer en una de las cuatro categorías que se ordenan según el comportamiento de cada persona y su consiguiente calificación:

Mala. Desde los 456 hasta 550 puntos da a entender a las instituciones financieras que tienes adeudos vencidos y posiblemente declinen tu solicitud.

Te sugerimos leer Por qué sales en el Buró de Crédito si ya pagaste todas tus deudas

Regular. A partir de 551 y hasta 630 puntos demuestra que has tenido retrasos en algunos financiamientos, lo que puede complicar que algunos préstamos se aprueben, o en todo caso te salgan más caros.

Buena. Desde 631 hasta 680 todavía tienes que seguir siendo cumplido con cada pago sin pasarte de las fechas establecidas y con el total que se te solicita en ese momento y no solicitar financiamientos a cada rato para que tu calificación se mejore y pase a la última categoría.

También recomendamos ¿Tu familia nunca recibió las remesas? Esto es lo que puedes hacer

Excelente. Desde los 681 y hasta el máximo de 760 este es el mejor rango de puntuación para colocarse si buscar usar tu crédito a favor. Sin retrasarte ni abonar menos y llevando ese hábito a lo largo de un año será la mejor calificación posible y la mayor garantía de que se te abrirán las puertas a mejores productos financieros.

Así al usar tus créditos como herramienta para conseguir objetivos concretos en lugar de llegar a la siguiente quincena es como podrás cumplir tus metas financieras.

Para más información sobre este y otros temas, visita la sección de Créditos de Mi Bolsillo.




Source link

cuántos puntos hacen un buen score crediticio