¿Qué hacer como freelancer ante el mercado inmobiliario?

El sueño de muchos ciudadanos poco después de su inserción laboral es, como no podría ser de otra manera, adquirir la vivienda deseada. En el proceso, suceden todo tipo de contratiempos que, bien por falta de liquidez o por exceso de carácter impulsivo, pueden repercutir en nuestras opciones. Sin duda alguna, uno de los factores que más pueden perjudicar nuestra búsqueda es la carencia de información respecto al mercado inmobiliario. No sólo por cuanto atañe a la oferta disponible del sector, donde prácticamente cualquier inmobiliaria puede darnos algunos datos, sino, especialmente, en relación a los requisitos y obligaciones del comprador.

Asumiendo que el comprador medio no dispone de una ingente cantidad de dinero con la que poder costear con un pago único su nuevo hogar, hay que tener en cuenta que los créditos hipotecarios no son los mismos según el comprador. En ese sentido, y pese a que creamos que cuando se trata de pagar la democratización es la que manda, comprar una casano es lo mismo para un asalariado que para un freelancer. Mientras que, en el primer caso, la entidad bancaria establece su confianza con el comprador mediante la capacidad de entrada y la acreditación de un ingreso constante y suficiente en su cuenta, los autónomos deben hilar más fino.

¿Dónde solicito? Entre la entidad bancaria y la Sofom

A pesar de que un freelancer goce de una carrera estable, su flujo laboral, relacionado con distintos clientes de los que depende para llegar a final de mes, no acostumbra a verse como un valor seguro a ojos de la entidad bancaria de turno. Sin embargo, factores como un buen historial crediticio o tener ahorrado el 10% del valor de la vivienda pueden contribuir positivamente a la balanza de confianza de nuestro banco. En todo momento, debemos tener en cuenta que el banco da un voto de confianza por nuestra liquidez, cediéndonos un dinero que deberemos reembolsar según el plazo acordado, por lo que dichos requisitos son justificables.

Otra opción es la de solicitar el crédito en una Sofom (Sociedades Financieras de Objeto Múltiple), para ello deberás inscribirte a los programas de instituciones como la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), acreditar ingresos fijos y, al menos, tener ahorrados 6 meses ininterrumpidos para pagar la entrada a la vivienda. Además, pudiendo escoger, a razón de necesidad, entre las Sofomes reguladas —vinculadas a entidades o grupos financieros― y las no reguladas —reguladas, sin embargo, por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

México cuenta con 16.7 millones de trabajadores independientes

Según las estadísticas del 2019, existen en México más de 15 millones detrabajadores independientes o freelancers, de los cuales un 60% escogió por voluntad propia dicha independencia y contando con un 35% mayores de 39 años. Dicho de otro modo, y con una población que, en el mismo año, alcanzaba los 127 millones, el 11.8% de los mexicanos son freelancers, cifra sobre la que, sin embargo, debería añadirse al menos 1.7 millones de asalariados que prestan servicios independientes en su tiempo libre engrosando así sus ingresos a fin de mes. Un gran segmento poblacional que, por su importancia en el tejido productivo mexicano, merece garantías de vivienda.

Por ello, otra opción para los freelancers en México es la de afiliarse al Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) como trabajador independiente que, bajo el programa Crezcamos Juntos, concede crédito a este tipo de trabajadores. Ello conllevará responder a distintos requisitos, donde entran tanto estar dado de alta en el Servicio de Administración Tributaria (SAT) como no haber cotizado o dado aportaciones patronales en los últimos 24 meses. Aunque requiriendo de otros requisitos, llenando posteriormente el formulario con nuestros datos personales para saber si podemos afiliarnos a Infonavit.

El impacto del trabajo independiente en México

En cualquier país del mundo, el peso de los autónomos en la sociedad es realmente relevante, por lo que es de agradecer que tanto las entidades bancarias como el sector inmobiliario como tal tengan en cuenta este importante segmento poblacional. Recabando otros datos, el trabajo independiente en México supuso el 22.7% de su PIB en 2018, mientras que, en comparación, los freelancers norteamericanos contribuyeron respectivamente en un 6.7% al Producto Interno Bruto de los Estados Unidos.

Además de relevante para la coyuntura de un país, el trabajo independiente conlleva multitud de riesgos que afrontan los freelancers, apostando, con tajante espíritu de emprendedor, por labrarse un futuro con mayor libertad, pero también responsabilidad. Es por dicho motivo que poder contar con acceso a la vivienda, cuando se es autónomo y la cuerda floja es más holgada, es casi un derecho civil. Un agradecimiento a su labor incontestable para con la economía del país y su prosperidad.


Source link

Cómo ser freelancer y acceder una vivienda digna en México