Cuando solicitas un préstamo personal, tarjeta de crédito o una hipoteca normalmente te pedirán consultar tu Buró de Crédito antes de aprobar un financiamiento, así como las condiciones de su línea de crédito o tasa de interés. Mientras tengas allí un buen historial crediticio es más probable que te aprueben los créditos y a mejor costo.

Así que para colocarlo en la calificación óptima para cuando busques comprar casa se encuentre a tu favor por lo que puedes tener una estrategia que mejore tu historial, para lo cual estos 6 tips te permitirán conseguirlo.

Evalúa cómo está tu Buró de Crédito. Para hacer un plan que te lleve a mejorar tu situación crediticia, lo primero saber cómo te encuentras en este aspecto. Eso es necesario para saber qué hacer o qué hábitos debes cambiar.

Tienes derecho a dos consultas gratuitas cada año, pero recuerda que cada consulta puede ser interpretada por la Sociedad de Información Crediticia (SIC) como una solicitud de un financiamiento, lo cual puede hacer que baje tu score de crédito al pedir muchos préstamos.

Crea tu historial de crédito. Lo ideal es que aproveches del crédito que vayas utilizando lo largo de tu vida financiera a conciencia para que se vayan abriendo las puertas que necesitas para cumplir tus objetivos, como adquirir tu vivienda o automóvil, para lo que primero vas forjando tu historial.

Es esa experiencia en el manejo de productos financieros la que mostrará a las hipotecarias o entidades de crédito que eres de fiar cuando de prestarte dinero y dedicarte a pagarlo en orden se trata.

Sé ordenado en tus financiamientos. Si bien la idea de forjar un historial que se refleje y hable bien de nosotros incluye el uso de créditos, tampoco se recomienda que abuses de éstos pues se puede entender que contratas uno tras otro por un manejo ineficiente de tus finanzas personales, así que es mejor llevarlo con calma.

Te sugerimos leer Por no cumplir sus reglas: WhatsApp cancela millones de cuentas

Para evitarte que no se apruebe uno de los préstamos que necesitas lo mejor es demostrar estabilidad, y ser consciente de los créditos que has pedido o tienes en activo.

Diversifica los productos financieros. Para que tu historial refleje actividad y te ayude con el propósito de mejorar tus créditos futuros, lo mejor es que vayas mostrando que te puedes hacer cargo de diferentes modalidades de crédito, como hipotecas, préstamos personales, planes telefónicos o en tiendas departamentales.

También recomendamos Los mejores sitios web para encontrar trabajo en Estados Unidos

Sólo ten cuidado de no rebasar tu capacidad de pago ni pedirlos todos en el mismo tiempo, o tener vigentes una cantidad alta de financiamientos.

Paga tus tarjetas. Este aspecto es sumamente importante, pues el acostumbrarte a retrasarte en los pagos de tu tarjeta bancaria será perjudicial más adelante, por lo que no sólo hay que pagar a tiempo en las fechas señaladas, sino liquidando los saldos de corte en su totalidad y no con pagos mínimos, pues eso te hará pagar más en intereses y quedará registrado.

Acércate a los acreedores. Si tienes dificultades para darle seguimiento a las mensualidades de un préstamo o compra a pagos, no esperes que se pongan en contacto contigo para revisar la situación y acércate cuando antes para pedir que se reestructure tu esquema de pagos para que sea de una forma que sí esté en tus posibilidades seguir pagando y así no te vayas a retrasar.

Para más información sobre este y otros temas, visita la sección de Créditos de Mi Bolsillo.


Source link

¿Cómo puedo tener un buen Buró de Crédito para comprar casa?