El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) es una opción para los empleados que desean conseguir casa propia. Si bien, no es únicamente para eso, puedes usarlo con varias intenciones.

¿En qué puedes usar tu crédito Infonavit?

1. Adquirir una vivienda

Es la razón más común. Sin importar si la vivienda que planeas comprar es nueva o usada.

Igual puedes aplicar para pedir un solo crédito para adquirir y mejorar una vivienda usada. En ese caso necesitarás presentar los planes y presupuestos de la obra, el valor de las mejoras debe estar entre los 10 mil pesos y el 80% de lo que vale la casa.

2. Construir

La mejor alternativa para los que ya son dueños de un terreno es construir. Sin embargo, en caso de no ser dueño aún, este año se implementó la opción de recurrir a tu crédito para adquirir uno.

En caso de estar en el primer caso, es decir, que ya cuentas con un terreno, considera que la vivienda debe edificarse en un máximo de 180 días. Serán cuatro pagos como se entregará el dinero, habrá un verificador supervisando la obra, tu constructor deberá estar inscrito en el Registro Único de Vivienda, y para terminar, igual que en el caso de mejoras, es fundamental presentar un presupuesto y planes formales.  

3. Remodelación, ampliación o reparaciones

En caso de que tu hogar necesite alguna clase de arreglo, más que eso, puedes aplicar para un préstamo que te deje invertir en mejoras para tu casa, lo cual incluye el demoler muros, columnas y lozas para reconstruir nuevos, hasta la parte estética y de comodidad, como pintar, impermeabilizar o adquirir aditamentos para tu cocina o baño.

Si tienes algún familiar con discapacidad, puedes recurrir a un préstamo para adecuar tu casa a sus requerimientos. Las condiciones, como los casos anteriormente expuestos, incluyen de manera forzosa presupuesto y planificación. Ahí puedes dedicar hasta el 20% en la mano de obra.

4. Pagar una hipoteca

El Infonavit puede prestarte dinero para solventar un crédito hipotecario con otra entidad financiera. Las condiciones, hipoteca debe tener tu nombre y debes estar al corriente con el pago de impuestos y derechos de tu vivienda.

5. Rentar un inmueble

Existe una parte de tu fondo de retiro que se llama Subcuenta de Vivienda, es producto del dinero que han contribuido tus patrones a lo largo de tu vida laboral. Puedes utilizarla para arrendar una casa, lamentablemente no puede ser cualquier inmueble del mercado privado, de manera obligatoria tiene que pertenecer a los conjuntos habitacionales inscritos en los registros del instituto.

Esta alternativa puede serte de utilidad si viajas de forma constante, cambiándote de cuidad. Entre las especificaciones; la cantidad de la renta no puede sobrepasar el 25% de tu salario; el plazo mínimo de arrendamiento son 12 meses; y los fondos en tu Subcuenta de Vivienda deben exceder la suma de 6 meses de alquiler.

cj


Source link

5 formas de usar tu crédito Infonavit