Para vivir en calma con tus finanzas personales, y que no sufras el arrastrar deudas o que por las mismas no te autoricen tarjetas de crédito ni préstamos a futuro es necesario que tomes el control de una vez y limpies tu Buró de Crédito. No hay una solución mágica que borre todos tus adeudos ni los registros de tus retrasos, pero puedes mejorar tu historial crediticio con estas recomendaciones:

No tomes préstamos sospechosos. Facilidades para otorgarte préstamos, así como no checar el Buró de Crédito para que te los otorguen podrían terminar siendo una estafa que desaparezca tu dinero y si tienes pagos qué hacer las cosas pueden volverse más difíciles.

Haz tu presupuesto mensual. La clave para que no te atores en cuestiones de dinero es que le des seguimiento al dinero que ganas en tu sueldo y otros ingresos y veas adónde se va cada peso, ya sea en los gastos esenciales del mes como la renta, transporte y servicios además de alimentación.

También es necesario que pongas allí todos los gastos aparentemente inofensivos que haces en el mes, desde ese café de la mañana hasta los snacks y salidas a comer o la acostumbrada cajetilla de cigarrillos y al sumar todo verás cuánto de tu dinero se va allí, por lo que algunos recortes pueden hacer la diferencia para que te alcance para los gastos fijos y para seguir pagando los créditos activos.

Enumera y ordena tus deudas. Igualmente, importante, cuando tienes varios financiamientos que te persiguen hasta en sueños es que escribas cada uno de ellos y los ordenes según la urgencia que tengas en pagar cada una, o bien por tamaño para que comiences a aplicarte con las más pequeñas y desaparecerlas de tu lista y ahora sí enfocarte en las más grandes.

Acércate al banco o financiera. Si encuentras en tu presupuesto y la estrategia para hacerte cargo de todas las deudas que no te alcanza para pagar todo, aunque quisieras, es importante que busques un acuerdo con quien emitió el crédito para reestructurar la deuda y fijar pagos que sí puedas asumir.

Te sugerimos leer WhatsApp: así será tu foto de perfil y te obligará a tener una

Esto mostrará buena voluntad, y si el monto original permanece con cambios no habrá pérdidas para la entidad de crédito, lo que minimizará las afectaciones en tu historial del Buró.

Como puedes ver, todo se resume en que la manera de salir de problemas con tus créditos es pagando por ellos. Recuerda que el crédito no es dinero extra al que ganas, sino que comprometes hoy lo que ganarás después, por lo que puede acabar en situaciones complicadas si no lo utilizas con esto en mente.

Recomendamos también Vacantes de soldadores disponibles en Canadá: requisitos y salario

Para que no gastes hoy en cosas que no necesitas verdaderamente y el día de mañana tengas problemas porque tu sueldo ya está comprometido, recuerda que toda vez que gastes más que lo que percibes de ingresos acabarás por endeudarte así que mejor verifica cuál es tu capacidad de pago.

Para más información sobre este y otros temas, visita la sección de Créditos de Mi Bolsillo.


Source link

4 tips para mejorar tu historial crediticio